¿SABIAS QUE…? “CLEOPATRA”

– Para el papel de Cleopatra, se contrató en principio a Joan Collins, pero tras las pruebas de cámara, ésta no convenció al director Rouben Mamoulian. Entonces se barajaron varios nombres hasta que el de Elizabeth Taylor salió a la palestra. Los ejecutivos de la Fox llamaron a la “reina de Hollywood” ofreciéndole el papel, pero ésta les contestó, bromeando: “¡Seguro! ¡Lo haría por un millón de dólares!”. Para su sorpresa, los productores aceptaron. Fue la primera vez en toda la historia del cine que alguien cobraba un millón de dólares por hacer una sóla película.
– Con una suma aproximada de 195.000 dólares de la época, el presupuesto para vestuario de Liz Taylor era (y sigue siendo) uno de los mayores de toda la historia del cine. Liz luce 65 vestidos diferentes a lo largo del film. Uno de ellos, el que lleva puesto cuando hace su espectacular entrada en Roma, estaba hecho con hilo de oro de 24 kilates.
– Los actores previstos inicialmente para Julio César y Marco Antonio fueron Peter Finch y Stephen Boyd, respectivamente. Tras despedir a éstos, se intentó contratar a Marlon Brando para hacer de Marco Antonio, pero el mítico actor estaba comprometido con el rodaje de “Rebelión a bordo”.
– Roddy MacDowall, que interpreta magníficamente a Octavio Augusto, no fue nominado al Oscar como mejor actor secundario debido a un error burocrático de la Academia.
– Una vez iniciado el rodaje, los problemas se sucedieron. El equipo montó unos gigantescos decorados egipcios en los estudios Pinewood de Londres, pero no tuvieron en cuenta el insano clima inglés: el frío, la lluvia y la niebla hicieron estragos entre los miembros del equipo. Liz Taylor tuvo que ser ingresada en un hospital con un fuerte resfriado que se agravó derivando a una meningitis que casi le cuesta la vida.
– Ante los graves problemas que afectaban la marcha del proyecto, la Fox despidió al director y a los protagonistas masculinos, sustituyéndolos por Joseph L. Mankiewicz, Rex Harrison y Richard Burton, respectivamente. Además, el equipo se trasladó a Italia, donde el clima era más benigno, para proseguir el accidentado rodaje.
– Una vez en Roma, hubo que construir los costosos decorados de nuevo (en los estudios Cinecittá, que fundó Mussolini), y el rodaje se convirtió en una pesadilla: A los contínuos caprichos de la Taylor, que rodaba cuándo y cómo le apetecía, se unieron las escandalosas borracheras de Richard Burton, así como el turbulento romance que ambos protagonizaban fuera de las cámaras, que hacía que el set estuviera siempre lleno de periodistas husmeando por todas partes. Además, los italianos contratados como extras no paraban de crear problemas, molestando a las chicas del equipo (que se pusieron en huelga por ello) a la vez que robaban partes del atrezzo, el vestuario y el carísimo material técnico. Incluso los productores descubrieron, asombrados, que había equipos italianos usando los decorados para rodar sus propias películas “de romanos”.
– Para solucionar los problemas con los italianos de “manos ligeras” que tenían hartas a las chicas de reparto, el estudio tuvo que contratar guardias jurados para protegerlas.
– El rodaje se prolongó tanto que a Martin Landau le dio tiempo de aprender a hablar italiano perfectamente.
– El montaje final que Mankiewicz presentó al estudio duraba seis horas. Fue recortada a sólo cuatro horas para su premiere original, pero el estudio exigió (contra las objeciones de Mankiewicz) que el filme debería ser recortado una vez más. Esta vez fue una versión de tres horas, para permitir a las salas de cine incrementar el número de las proyecciones diarias de la película. Debido al masivo corte que sufrió la película, ciertos detalles tuvieron que ser eliminados, como la muerte de Rufo. Mankiewicz trató (sin éxito) de convencer al estudio para dividir la película en dos partes y poder preservar la versión sin cortes.
– Durante un tiempo Cleopatra fue la única película de Fox que se encontraba en rodaje, pues todo el dinero disponible del estudio se iba a esta película.
– La escena de entrada de Cleopatra a Roma se demoró 6 meses, porque el director de fotografía pensaba que la luz natural de Roma no era la adecuada.
– En Estados Unidos recaudó 57 millones de dólares, por lo que la película dió beneficios, pero a largo plazo.
– En el primer lanzamiento la película recaudó 24 millones de dólares (un éxito de taquilla para la época y en tiempo récord) pero con el costo total (que había sido de 44 millones) recaudar lo invertido tardó años, convirtiéndose en uno de los más grandes fracasos cinematográficos del cine (la Fox casi quebró con ello).
– En 1995, algunos ejecutivos de Fox y familiares de Joseph L. Mankiewicz empezaron a tratar de restaurar la película hasta la versión de seis horas que su director había hecho. Hasta el momento no ha sido posible recuperar la película en su totalidad pero se pudo recuperar la – versión de 4 horas prevista al estreno original, y ha sido lanzada en una edición especial en DVD.
– El presupuesto fue de 44 millones de dólares. Teniendo en cuenta la inflación, el presupuesto sería similar al de cintas estrenadas actualmente, como Piratas del Caribe: En el Fin del Mundo o Spider-Man 3, pero que en el año 1963 suponía un esfuerzo económico más importante.
– En este film se conocieron y empezaron su tortuosa relación Richard Burton y Elizabeth Taylor.

Puedes ver una selección de fotos de esta película en http://www.Facebook.com/hollywoodcsi
Y en el apartado de TRAILERS DE SIEMPRE tienes el trailer original.

3 Respuestas a “¿SABIAS QUE…? “CLEOPATRA”

    • Tras una ardua búsqueda e información al respecto, cual caballero en busca del “grial”, no encontré ninguna referencia a la cantidad de vestidos que La reina del Pop usara en Evita. Pero si encuentro referencias del costoso vestuario de Cleopatra. Sería entendible que en el film de Evita se utilizara como mínimo la misma cantidad, ya que la historia nos muestra distintas épocas de la Señora Perón y el paso de la infancia a la adolescencia y mas tarde a la madurez podría aumentar el número de vestidos sin duda. Lo dejaremos en ENIGMAS SIN RESOLVER…o un domingo que llueva veremos el film en casa acurrucado en el sofá y contaremos el vestuario…todo sea por aclarar el mundo del cine.

  1. La película supuso para Madonna un récord Guinness, en cuanto al vestuario que lució en ella. Superando la anterior marca de Elizabeth Taylor en Cleopatra (1963), en Evita Madonna lucía 85 modelos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s